CLICK AQUI PARA ESCUCHAR

Sergio Berni y la Policía Bonaerense creen que Facundo Astudillo Castro murió en un accidente

0

 

El martes comenzará el estudio sobre los restos “esqueléticos” que se presumen son del joven desaparecido el 30 de abril

A pocas horas de iniciarse la pericia sobre los restos que se suponen son de Facundo Astudillo Castro, el joven desaparecido el 30 de abril cuando viajaba a “dedo” desde la localidad de Pedro Luro a Bahía Blanca, para encontrarse con su ex novia, en la cercanía del ministro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni, están convencidos de que no se trató de una “desaparición forzada” por parte de la policía bonaerense, hecho que según la querella sucedió después de ser demorado dos veces, primero en Mayor Buratovich y luego en Teniente Origone, por violar la cuarentena, sino que el joven de 22 años murió en un accidente, al caerse de uno de los puentes que cruzan el canal Cola de Ballena, en la localidad de Villarino, donde fue encontrado, el 15 de agosto pasado, un cuerpo esquelético. Esta hipótesis es la que con más fuerza abona el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez.

Las razones del accidente

Con fotos y mapa en las manos de la zona donde se descubrieron los restos de un cuerpo esqueletizado incompleto -le faltan los dos brazos y la dentadura frontal- los funcionarios políticos del área de Seguridad, y de la policía bonaerense –apartados de la investigación de la causa, al estar sospechados al menos cuatro de sus integrantes- especulan que Facundo pudo haber caído a la ría, donde por momento la correntada es importante, el fondo es fangoso y la marea sube y baja de manera peligrosa.

La caída se podría haber producido -especulan- posiblemente al tropezar con las vías donde antes circulaban trenes y ahora solo lo hacen las viejas zorras, o al pisar alguno de los rieles en mal estado.

infobae-image

El lugar es inhóspito, de muy difícil acceso. A ese espejo de agua de mar se lo llama también “salitral” y cangrejal”. Es conocido también por los “chanchos salvajes” y zorros, que hay en la zona y que son atractivos para algunos cazadores furtivos que, como algunos pescadores, suelen frecuentar el pantanal ubicado a la altura del km 714 de la Ruta Nacional Nº 3, entre Cabeza de Buey y General Daniel Cerri, justo en el límite entre los partidos de Villarino y Bahía Blanca.

Uno de los investigadores que rastrillaron la zona describió: “El lugar es fangoso, problemático, pantanoso, de difícil acceso, pero igual llegan los pescadores, hay marcas de jeep o camionetas, y además el cuerpo lo encontró un pescador que va siempre ahí”.

Según pudo saber Infobae, Prefectura Naval -que colabora en la investigación junto a las otras fuerzas federales- ya está realizando estudios sobre la altura de las aguas en ese sector desde el 30 de abril en adelante, para conocer el comportamiento de la marea, las temperaturas, la concentración de salitre y de los sedimentos.

Todos esos elementos serán tenidos en cuenta por el Equipo Argentino de Antropología Forense, al momento de emitir su informe sobre los restos hallados en el canal.

Berni y su entorno más cercano tienen en cuenta las declaraciones de la denominada “Testigo H”, la mujer propietaria de una estancia que asegura haber levantado al joven, aproximadamente a las 15:50, a metros del control policial ubicado en la localidad de Teniente Origone. Ese punto geográfico está ubicado a unos 72 kilómetros de Bahía Blanca, ciudad de destino de Astudillo Castro, y al que nunca llegó.

La testigo, que le generó confianza a la fiscalía, pero que es cuestionada por la querella que representa a Cristina Castro, por sus supuestas “contradicciones”, aseguró que dejó al joven de 22 años en el cruce de la Ruta Nº 3 y las vías, lugar ubicado a casi tres kilómetros del control fitosanitario, lugar donde la camioneta, ya sin Facundo, quedó registrada, rumbo a la ciudad de Bahía Blanca, a las 16.06.

Desde ese punto, Astudillo Castro caminó unos 15 kilómetros ya cayendo la tarde, con escasa iluminación, y desconocimiento del terreno.

Siempre según el relato de los funcionarios bonaerenses, entre las 20.20 y las 20.50 de ese 30 de abril, se registraron ocho comunicaciones; siete a la ex novia y una a un amigo, al que le dice que tiene poca batería. Después no hay mas contacto ¿Se quedó efectivamente sin carga en el celular, el que además no tenía crédito y por eso enviaba SMS? ¿O porque Facundo se cayó al canal del que no pudo salir?

Las preguntas, al menos por ahora, no tienen respuesta.

El celular de la víctima aún no fue hallado. El contenido de los textos enviados a la chica que quería reconquistar por ahora son un misterio. Ella lo tenía bloqueado y por eso el contenido no aparece en la pantalla. La empresa de telefonía celular hasta ahora no los aportó a la causa.

Según consta en el expediente, en Mayor Buratovich los policías Mario Gabriel Sosa Jana Curuhinca le labraron un acta por violar la cuarentena. Después de eso, los mismos uniformados, le toman la foto que trascendió con él de espalda y mirando a la patrulla policial.

Después de eso, la agente Siomara Flores lo acercó con su vehículo varios kilómetros. Según su relato en sede judicial, él se bajó el auto y siguió caminando e dirección a Teniente Origone. Esto es a unos 25 kilómetros del retén anterior.

Allí lo ven caminando y un móvil de esa segunda localidad, al mando del capitán Alberto González intenta infraccionarlo por segunda vez.

Facundo le dice que ya le labraron un acta por violar la cuarentena. El oficial llama a sus colegas a la comisaría -la comunicación quedó registrada en la repartición de Mayor Buratovich- y pregunta qué directivas debía tomar.

Vía telefónica le certifican al capitán que efectivamente a Facundo se le labró un acta y que el “juzgado de turno” ya dispuso que Astudillo Castro “siga camino a la casa de Bahía Blanca”. Es en ese punto que González le saca una foto, como constancia, al registro de conducir.

La foto de la licencia de conducir de Facundo Astudillo Castro La foto de la licencia de conducir de Facundo Astudillo Castro

En el juzgado fueron aportadas las anotaciones del libro de guardia donde constan esas “novedades” y la foto del documento con el que se identificó el joven. Fue a las 15.43 del 30 de abril.

Cuando el policía gira en U para volver al destacamento de Origone, observa que Facundo se sube a una camioneta gris. Meses después se conoció que la mujer que conducía el rodado sería la “Testigo H”, la misma que lo dejó en el cruce de la Ruta 3 y las vía del tren.

Si la policía quería hacer desaparecer el cuerpo de Facundo porque, como sostiene la querella, quiso defender sus derechos, discutió, le pegaron un palazo y lo mataron, es mucho más fácil cargarlo en un auto particular, hacen diez cuadras en dirección al mar, agarrar una pala de punta y enterrarlo en un médano o en cualquier lugar”, dicen desde el entorno del ministro Berni y detallan: “Esa zona es un páramo”.

Señalando el recorrido en un mapa entre Teniente Origone y el “cangrejal” donde aparecieron los restos esqueletizados agregan: “Desde la última vez que lo paró un móvil, hasta el lugar donde fue encontrado por en pescador el cuerpo, hay 30 kilómetros por ruta y otros 15 kilómetros de vías, en total, 45 kilómetros. En esa zona hay lugares de acceso mucho más sencillos para hacer desaparecer un cuerpo al que querés que no encuentren más”.

Por otro lado también especulan: “Es muy raro, o poco probable, que si van a hacer desaparecer el cuerpo lo arrojen con una sola zapatilla”.

Una zapatilla, que podría ser la del joven desaparecido -al menos coincide su talla, el color, modelo y la marca- fue encontrada a unos 30 metros del cuerpo. A simple vista, según uno de los peritos que participo en la remoción del cuerpo, describió que el calzado “tiene signos de haber estado sumergido, y haber sufrido la subida y bajante de la marea, el sol y el salitre”.

Zapatilla de Facundo Astudillo Castro Zapatilla de Facundo Astudillo Castro

Sin embargo el abogado de la familia Castro, Leandro Aparicio, sostiene que la zapatilla fue “plantada” por los asesinos y afirma que: “No tiene signos de haber pasado sumergida más de cien días”.

Sobre ese hallazgo y el del cuerpo, Berni, en cambio, en declaraciones a radio Mitre, fue más prudente: “Hay que esperar las pericias. No sabemos si en ese lugar el agua salada subió y bajó igual que el lugar dónde estaba el cuerpo”.

“Tiene derecho a pensar lo peor”

“Seguramente más tarde o temprano va a salir a la luz qué fue lo que pasó y por qué en algún momento hubo un interés más importante que encontrar con vida a Facundo”, disparó el funcionario provincial, en aislamiento obligatorio porque se contagió de coronavirus. “Yo soy muy respetuoso del dolor de la madre. Ella tiene todo su derecho a pensar lo peor. A cree que lo mató la policía. Cuando comenzamos a investigar, ahora estamos fuera de la causa, apareció este abogado (Leandro Aparicio) a decir que era una desaparición forzada. La Justicia entendía que no había ningún elemento para inculpar a la policía pero así y todo tomamos la decisión para que la Justicia Federal se pueda hacer cargo del expediente y darle tranquilidad a la familia. En el medio de la investigación el abogado llevaba todo tipo de acusaciones, la semana pasada había pedido la detención de varios miembros de la policía y del intendente de Villarino, y la jueza federal, en una resolución muy contundente dijo que eso era inviable porque no había ningún elemento de prueba que pudiera sostener esa hipótesis”.

Por último Berni expresó: “Uno se siente a veces ofendido por todas las cosas que dice la familia o un abogado inescrupuloso que además, obviamente, cuando esto pase va a tener que dar muchas explicaciones porque son muchos que están empezando causas por injurias”.

Facundo Astudillo Castro, de espaldasFacundo Astudillo Castro, de espaldas

Los funcionarios bonaerenses que abonan la teoría del accidente, y no la “desaparición forzada” por parte de los uniformados, explican lo siguiente: “Del lugar dónde se encontraron los restos óseos que serían de Astudillo Castro, hasta Bahía Blanca, hay menos de 20 kilómetros. Teniendo en cuenta que salió de su casa en Pedro Luro, esto es a unos 122 kilómetros de bahía Blanca, ya había recorrido unos 100 kilómetros. Los primeros 30 kilómetros lo hizo en auto, una prima lo llevó hasta Mayor Buratovich. Según su madre Cristina, salió a eso de las 8.30 o 9 de la mañana y sin desayunar. Su último mensaje enviado por celular fue a las 20.50, es decir llevaba casi 13 horas de recorrido, y posiblemente sin comer, no es de extrañar que en esa situación de cansancio, oscuridad y desconocimiento de la zona, se desorientara se golpeara y cayera al agua”.

Después que apareció el cuerpo en el canal Cola de Ballena, una zona alejada de difícil acceso, hasta para llegar en una camioneta con tracción en las cuatro ruedas, Berni y su entorno, como también en la cúpula de la policía de la provincia de Buenos Aires, descartaron también una segunda hipótesis: que alguno de sus ex cuñados, para defender a su hermana, que no quería volver a ver a Facundo, lo mataran por accidente después de golpearlo.

“La familia de la chica vive en la precariedad. Si querían hacerle algo hubiesen esperado su llegada a Bahía Blanca, y mucho menos lo iban a tirar en el cangrejal”, especulan y sostienen: “Esa hipótesis, que en algún momento se barajó, quedó descartada desde el momento en que apareció el cuerpo que se cree es de Facundo. Esos muchachones lo hubieran tirado al mar. O lo entierran en cualquier lugar y no lo encuentran más”.

Desde el entorno del ministro Sergio Berni abonan la hipótesis de una muerte por accidente. (Lihueel Althabe)Desde el entorno del ministro Sergio Berni abonan la hipótesis de una muerte por accidente. (Lihueel Althabe)

El propio Berni explicó más de una vez que el canal donde un pescador furtivo halló los restos “no es una ría tranquila, como algunos creen”. La marea sube y baja hasta más de un metro.

Desde su proximidad hay quienes aventuran que si el joven, de estructura menuda y no más de 1.55 metros de altura, al supuesto momento de “caerse al agua”, tenía la mochila puesta, el tironeo de esta, con la correntada, y la descomposición del cuerpo podría haber hecho que se desprendieran los dos brazos al debilitarse la zona de la articulación del hombreo.

La razón del desmembramiento de los brazos quedará revelada durante el estudio que sobre los restos del cuerpo -y otros que se encontraron en las ultimas horas a 200 metros de denominado “punto cero”- comenzarán a realizarse el martes 25 por parte del Equipo Argentino de Antropología Forense, y que se llevará adelante en el laboratorio y morgue que tienen en el predio de la ex ESMA, en la Ciudad de Buenos Aires.

Consecuencias políticas

El ministro Sergio Berni está aislado por haberse contagiado de coronavirusEl ministro Sergio Berni está aislado por haberse contagiado de coronavirus

La postergación por una semana del inicio de las pericias que estaban previstas para el martes 18 pasado tampoco es un misterio para los funcionarios de Axel Kicillof, quien trata de mantenerse alejado del caso. Fue una decisión judicial fijar la fecha del 25 de agosto.

En primer lugar, la jueza federal 2 de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón, la que lleva el caso, quiere estar presente cuando comiencen los estudios.

Se trata de la misma magistrada que consideró que no había elementos suficientes para solicitar la detención de los policías que habrían mantenido algún tipo de contacto con la víctima, Mario Gabriel Sosa, Jana Curuhinca, Alberto González y Siomara Flores.

El fiscal Ulpiano Martínez había adoptado el mismo imperio días antes. Por esa razón, la querella, representada por Aparicio y Luciano Peretto, lo recusó al considerar que la “lentitud”, la “incapacidad” y “la displicencia de la actividad desplegada por la fiscalía” ya “bordea la actitud dolosa”.

La segunda razón es porque demora varios días notificar a las partes sobre el inicio de la autopsia para que presenten a sus propios especialista. También había que darle tiempo a los cuatro peritos de la Corte que intervendrán en el estudio.

Virginia Creimer, la perito forense que ya fue aceptada como parte de la querella por parte del juzgado, adelantó su criterio: “A Facundo lo mató la policía y lo tiraron en el canal. A mí me llama mucho la atención que esté tan deteriorado para haber pasado 100 días. Existe la posibilidad de que haya intervenido alguna sustancia -como el salitre que baña la zona-, que haya otra maniobra de por medio, o que no sea el cuerpo de él. Hay algo que no me está cerrando en cuanto al análisis preliminar”, le dijo a los periodistas y advirtió: “El cuerpo trasladado a Capital Federal no tiene la debida custodia”.

Craimer, como ya lo adelantó, ingresará a la morgue del Equipo Argentino de Antropología Forense con la mente puesta en una sola hipótesis, la desaparición forzada por parte de la policía bonaerense, que ya tiene antecedentes en la materia.

Uno de los investigadores que rastrillaron el lugar lo describió como "fanganoso, problemático, pantanoso, de difícil acceso, pero al que igual llegan los pescadores"Uno de los investigadores que rastrillaron el lugar lo describió como “fanganoso, problemático, pantanoso, de difícil acceso, pero al que igual llegan los pescadores”

La prestigiosa profesional es una mujer de carácter y no se deja amedrentar. Tal como publicó Fernando Soriano en Infobae el pasado 9 de enero, la médica forense denunció al juez Juan José De Oliveira, del fuero civil de La Plata, por abuso sexual y lesiones. El hecho ocurrió el viernes 3 de enero y la víctima, junto a su abogado, Darío Saldaño, presentaron pruebas: marcas de golpes y rasguños en el cuerpo y chats de WhatsApp donde el magistrado refiere a lo sucedido en su casa aquel día.

Sergio Berni, y su par nacional Sabina Frederic no mantienen una buena relación aunque en público lo disimulenSergio Berni, y su par nacional Sabina Frederic no mantienen una buena relación aunque en público lo disimulen

Berni está convencido, aunque nunca lo dirá en público, que el fogoneo en los medios de comunicación del caso de Astudillo Castro y la posible participación de la Policía Bonaerense en la “desaparición forzada” del joven proviene de la Casa Rosada.

Las razones serían varias: el apoyo que tiene el ministro por parte de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, la disputa que aún mantiene con su par nacional Sabina Frederic, la ministra sostenida a cal y canto por el presidente Alberto Fernández y el enfrentamiento que desde su nombramiento mantiene Berni con los organismo de Derechos Humanos, con el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y sobre todo con la Comisión Provincial por la Memoria que apoya a la querella de la familia Castro y que según el propio funcionario le dijo a sus colaboradores, busca su dimisión.

El organismo se presentó, junto a la familia del joven, como querellante en el caso y además presentó una petición de acción urgente ante el Comité contra la desaparición forzada de Naciones Unidas. En el escrito, el organismo señaló que: “Según las declaraciones testimoniales de testigos, como así también las contradicciones en los relatos de los agentes policiales de la Policía de la Provincia de Buenos, se presume que esta fuerza estatal podría estar involucrada en la desaparición de Facundo”.

La situación de Berni y de la cúpula policial es complicada.

Si se determina que a Astudillo Castro lo mataron, la policía se Berni será la principal sospechosa y en ese caso, la purga podría llegar hasta el propio ministro.

Si se establece que el joven falleció por un accidente, en la sociedad ya está instalada y la duda sobre la participación de los uniformados en la muerte podría seguir igual.

Si el cuerpo no es el de Astudillo Castro, todo vuelve a foja cero, el joven sigue desaparecido y la sombra de la policía vuelve a instalarse detrás de caso con más fuerza aún.

Los peritos forenses a cargo de los estudios son de excelencia pero, en el hipotético caso que no llegar a determinar con exactitud las razones del fallecimiento, en buena parte de la sociedad, de la familia y de la oposición política, quedará la duda si se está encubriendo la verdad. Algo imposible de avalar ya que la conducta del Equipo Argentino de Antropología Forense es de alto prestigio internacional. Pero esta es la Argentina.

Facundo Astudillo CastroFacundo Astudillo Castro

“La familia no quiere saber la verdad”, dice Berni.

Más allá de si esto es así o no, como se infiere, Berni y la Bonaerense tienen más que perder que ganar, sobre todo por su pasado y el resquemor que un sector de gobierno nacional y los organismos de Derechos Humanos tienen por el ministro del gobernador Axel Kicillof.

Fuente INFOBAE

Share.

About Author

Comments are closed.